Debido a que las pruebas para el estudio previo que necesita cada paciente pueden ser muy variadas no están incluidas. Algo parecido ocurre con la medicación, ya que según tratamiento y paciente puede variar mucho.

Normalmente son necesarias unas analíticas de sangre de ambos miembros de la pareja y un análisis del semen del varón. La mayoría de veces con estas pruebas se llega a un diagnóstico, pero a veces es necesario ampliar el estudio y así adaptar el mejor tratamiento a la pareja en estudio.

La medicación de los pacientes, solo se suministra en las farmacias. El médico pautara el tratamiento a la paciente y le da las recetas.  Es muy importante a la hora de comprar la medicación solicitarla con un día de antelación por si la farmacia no dispone de la medicación necesaria.