Apoyo emocional frente a la infertilidad

4 · 08 · 2017
Apoyo emocional frente a la infertilidad

Recientes estudios señalan que alrededor del 15% de las mujeres que reciben tratamiento hormonal en un proceso de reproducción asistida sufre depresión. Si se habla de ansiedad, las cifras se pueden duplicar.

Los expertos señalan que, a pesar de los buenos resultados obtenidos en la mayoría de las técnicas de reproducción asistida, el hecho es que la infertilidad se lleva en muchos casos aún “como un estigma”, habiendo pacientes que son muy vulnerables a comentarios de familia y amigos, que no dudan de preguntar a las parejas cuándo van a decidirse a formar familia. Lo peor: el factor psicológico es importante para lograr el éxito en el tratamiento. De ahí que la clínica VITA, al encontrarse en el entorno hospitalario de IMED Hospitales, cuente con un equipo multidisciplinar (endocrinos, anestesistas, genetistas…) entre los que se encuentra psicólogos y psiquiatras a disposición de los pacientes.

Conozcamos, a continuación, unos consejos de cómo afrontar que la aventura de convertirse en padres no sea un motivo de depresión que influya en el resultado del tratamiento e incluso, en el abandono de éste.

  • Expresa tus sentimientos: no debemos dar por supuesto que las personas que nos rodean conocen y comprenden nuestras emociones y pensamientos. Aislarse podría llevar a la soledad y depresión. Quizás pueda ser de ayuda hablar con personas que estén pasando por tu misma situación.
  • Neutraliza prejuicios y amplía tus límites. Es conveniente confiar en los especialistas. Ellos mejor que nadie te pueden contar los pros y contras de cada tratamiento. Cuanto más amplios sean los límites del objetivo que deseas alcanzar, más posibilidades tienes de lograrlo. 
  • El tratamiento. Tanto el hecho de ir a la consulta como el tratamiento farmacológico, en ocasiones puede convertirse en algo incómodo. Contar con la pareja al máximo sugiriendo nuevas preguntas al especialista, recordando la hora de medicación, evitando momento de estrés y sobre todo sentirse más que nunca unido el uno al otro, sin duda, ayudarán a rebajar el nivel de ansiedad y generará en cada uno mayor seguridad y control de la situación.
  • Evitar pensamientos negativos como la culpa y el “por qué a mí”. Lo más probable es que en la consulta y en su entorno encuentre mujeres embarazadas, lo mejor es que prepare sus reacciones ante estas situaciones no dejándose llevar por el desánimo.

Paciencia, nuevos hábitos de vida más saludables, actitud positiva, tenacidad, comprensión y, por supuesto, elegir el tratamiento adecuado por los mejores especialistas podría ser la fórmula con la que cumplir el sueño de ser padres.

En VITA ofrecemos un cuidado integral al paciente y te ofrecemos una atención personalizada para que sentimientos como el estrés, la ansiedad o la depresión no interfieran en el proceso propio del tratamiento de fertilidad.

Últimas noticias

Actualidad en Medicina Reproductiva