De una forma sencilla y sistemática, podemos valorar cuales son las causas de esterilidad, teniendo en cuenta los elementos necesarios para conseguir la gestación.

  • Factor Masculino: presente como causa única o asociado en el 50% de los casos.

La mayoría de las veces se diagnostica como de etiología idiopática, es decir, sin encontrar una causa específica.

  • Factor Uterino: implicado como causa de esterilidad y de abortos de repetición. Tendremos que descartar:
    • Miomas submucosos.
    • Pólipos endometriales.
    • Sinequias uterinas.
    • Adenomiosis.
    • Malformaciones, asociadas sobre todo con los abortos de repetición.
    • Endometrios inapropiados o refractarios al tratamiento hormonal.
  • Factor Tubárico: supone hasta el 40% de los casos y se asocia a procesos como:
    • Enfermedad pélvica inflamatoria.
    • Cirugía pélvica.
    • Endometriosis: presente en el 25-35% de las pacientes estériles.
  • Factores Endocrinos:
    • Hiperprolactinemias.
    • Alteraciones tiroideas, sobre todo el hipotiroidismo.
    • Déficit de vitamina D.
  • Factor Ovárico: sin duda el factor más importante y asociado a la esterilidad en nuestros días, debido esencialmente al retraso en la edad en la que se inicia la búsqueda de la gestación, provocando una disminución de la cantidad y calidad de los ovocitos.

Otros problemas asociados pueden ser:

  • Amenorreas o falta de ovulación.
  • Ovario poliquístico.
  • Fallo ovárico oculto.