Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Vitrificación de óvulos: Preservación de la fertilidad

embrioadopción

La vitrificación de óvulos es una técnica donde los óvulos de la paciente permanecer congelados (vitrificados) con el fin de preservar la fertilidad y retrasar la maternidad hasta el momento que se encuentre preparada para ser madre.

¿Tienes alguna duda?

Solicita información sin compromiso

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82


(*) campos obligatorios

¿En qué consiste la vitrificación de óvulos?

En la actualidad, muchas mujeres deciden retrasar la maternidad por motivos personales, laborales o familiares. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a partir de los 35 años la fertilidad femenina disminuye ya que la cantidad y la calidad de los ovocitos decrecen.

También nos encontramos cada vez con mayor frecuencia mujeres jóvenes a las que se les diagnostica algún tipo de cáncer y que, tras someterse a los tratamientos de quimioterapia o radioterapia, van a encontrarse con problemas de esterilidad derivados del tratamiento oncológico.

En VITA disponemos de un programa de preservación de la fertilidad femenina gracias a la vitrificación de ovocitos. Estos son congelados con la ayuda de un crioprotector que evita que se produzcan daños en los mismos derivados de la edad o de tratamientos tóxicos.

Una de las grandes ventajas de VITA es que cuenta con un laboratorio propio de medicina reproductiva está equipado con sistemas y tecnologías de última generación, cumpliendo con el certificado de calidad ISO 9001.

Se empieza el tratamiento con la estimulación ovárica, donde se utilizan una serie de hormonas semejantes a las que produce la propia mujer (gonadotropinas). El objetivo es conseguir el desarrollo de varios folículos para obtener numerosos óvulos y así aumentar las probabilidades de éxito. La estimulación se controla periódicamente mediante ecografías y analíticas de sangre.

Una vez varios folículos han alcanzado el tamaño adecuado (18 mm de diámetro) se administra la hormona hCG para desencadenar la maduración final de los óvulos, la cual se producirá 34-36 horas después y que es cuando se realizará la punción folicular.

Bajo sedación, el especialista en fertilidad extrae los óvulos maduros mediante punción folicular y vía vaginal. La recuperación de los óvulos es un procedimiento mínimamente invasivo que normalmente tiene una duración de menos de 15 minutos. Generalmente, las pacientes pueden reanudar su actividad normal al día siguiente.

La vitrificación es una técnica en la que las células se congelan de forma ultrarápida (se pasa de 37ºC a -196ºC en pocos segundos). Con la ayuda de medios específicos (crioprotectores) se sustituye el agua del interior de los óvulos para que las estructuras celulares no se vean dañadas por la formación de cristales. Los óvulos vitrificados se almacenan en tanques adecuados que contienen nitrógeno líquido y que los mantiene a temperaturas de -196ºC.

Cuando la mujer desee utilizar sus óvulos criopreservados, se programará la estimulación endometrial previa a su descongelación. En el momento que le baje la menstruación a la paciente, comenzará un tratamiento de estrógenos, a dosis crecientes, para conseguir el grosor endometrial adecuado, que será valorado mediante ecografía vaginal.

Una vez crecido el endometrio de la paciente, podrá realizarse la desvitrificación de los óvulos para su fecundación in vitro. Los óvulos de la paciente permanecen criopreservados mediante un proceso de vitrificación y almacenados en tanques adecuados que contienen nitrógeno líquido y que los mantiene a temperaturas de -196ºC. Para su descongelación, se pasan a una temperatura corporal de 37ºC.

En VITA, tenemos las infraestructuras y el equipo humano especializado necesarios para llevar a cabo la criopreservación de óvulos mediante las últimas técnicas (vitrificación), así como su desvitrificación posterior.

Una vez descongelados los ovocitos, se prepararán los espermatozoides de la pareja o de un donante anónimo perteneciente a un banco de semen, lo que se conoce como capacitación seminal.

La muestra de semen es seleccionada en el laboratorio mediante técnicas de lavado, donde se escojerán aquellos espermatozoides con mayor movilidad.

El equipo biomédico de VITA decidirá, según los antecedentes y características de la paciente, qué técnica de inseminación (FIV o ICSI) es la más apropiada.

Mediante el FIV convencional, los ovocitos recuperados y los espermatozoides capacitados se ponen en contacto en una placa de laboratorio, y se espera que uno de ellos consiga fecundar al ovocito de manera autónoma.

Mediante el ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides), el embriólogo introduce un espermatozoide seleccionado entre la muestra se semen en el interior de cada ovocito con la ayuda de un micromanipulador y una microaguja, de manera directa en el laboratorio.

Al día siguiente de la inseminación, se observa la fecundación de los ovocitos. Aquellos que hayan sido fecundados de manera correcta se mantendrán en el laboratorio en observación durante varios días (entre 2 y 5 días).

Día a día se irá viendo como los embriones de van dividiendo y va aumentando su número de células.

Los embriones resultantes que tengan las características morfológicas adecuadas serán los que se transfieran al útero materno. Los embriones sobrantes serán criopreservados.

El ginecólogo utilizará un pequeño catéter para guiar a los embriones a través del cuello del útero y depositarlos en éste. El procedimiento de la transferencia embrionaria dura pocos minutos y el tiempo de recuperación de la paciente es mínimo.

Para facilitar la implantación del embrión se administra progesterona vía vaginal para dar un soporte a la fase lútea.

Normalmente los embriones se congelan en día 3 de desarrollo embrionario, por lo que la prueba de embarazo se realizará mediante un análisis de sangre 10 días después de la transferencia embrionaria.

Si la paciente sufre pérdidas de sangre antes de realizarse el test es importante que nunca abandone la medicación y que se ponga en contacto con el equipo médico para que la asesore.

Durante todo el tratamiento, su asistente personal estará disponible en todo momento para poder resolverle las dudas que pudiese tener y apoyarla en este momento tan especial.

fases de la preservación de la fertilidad

¿Para quién está indicada esta técnica?

La vitrificación de óvulos está indicada para

  • Mujeres jóvenes que desean retrasar su maternidad.
  • Mujeres jóvenes que van a recibir tratamientos de quimio y/o radioterapia.
  • Mujeres jóvenes con endometriosis severa y desean reducir los efectos que produce esta enfermedad en su reserva ovárica.
  • Mujeres que padecen alguna enfermedad autoinmune.
  • Parejas que se van a someter a un tratamiento de fecundación in vitro y no desean criopreservar embriones.
Solicitar más información
Según una encuesta realizada en el 2010 por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el 60% de las mujeres afirman que tener hijos supone un obstáculo para el desarrollo de su vida profesional. Este es uno de los principales motivos que conduce a mujeres jóvenes a la congelación de óvulos para uso futuro.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja