Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es una técnica, dentro de una fecundación in vitro, que permite introducir mediante una fina aguja un único espermatozoide en el interior de un óvulo maduro para facilitar su fecundación. Esta técnica resuelve con éxito la mayoría de los problemas de esterilidad de causa masculina severa.

En VITA, se emplea esta técnica en la práctica totalidad de los tratamientos de FIV.

¿Tienes alguna duda?

Solicita información sin compromiso

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82


(*) campos obligatorios

¿En qué consiste la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides?

Los pasos a seguir son los mismos que para un ciclo de fecundación in vitro convencional. En lugar de poner en contacto los espermatozoides capacitados con los óvulos recuperados en una placa de laboratorio a la espera que uno de ellos consiga fecundar al óvulo de manera autónoma y natural, con la técnica ICSI será el propio embriólogo quien introduzca un único espermatozoide de manera directa en el interior de cada óvulo mediante una microaguja.

Desde hace unos años se emplea de forma habitual la fecundación in Vitro con ICSI (Intra Cytoplasmic Sperm Injection), ya que resuelve con éxito la mayoría de los problemas de esterilidad de causa masculina.

Los pasos anteriores y posteriores a la inseminación son los mismos que en una fecundación in vitro convencional. Es decir, se realiza la estimulación ovárica a la paciente, se obtienen los óvulos mediante punción folicular después de inducir la ovulación y se prepara la  muestra seminal capacitada.

Mediante la técnica ICSI solo se necesita un único espermatozoide por óvulo. En la fecundación in vitro convencional son necesarios entre 50.000 y 100.000. Este espermatozoide es introducido en el interior de cada óvulo, mediante una microaguja por el embriólogo, de manera directa bajo microscopio.

Posteriormente se observa la fecundación de los óvulos, y aquellos que hayan sido fecundados de manera correcta se mantendrán en el laboratorio observando su evolución. Los embriones resultantes que tengan las características morfológicas adecuadas serán los que se transfieran al útero materno, y si se tienen embriones sobrantes se procederá a su congelación.

¿Para quién está indicada esta técnica?

La fecundación in vitro mediante ICSI está indicada para:

  • Casos de esterilidad masculina:
    • Oligozoospermia o criptozoospermia: disminución severa en el número de espermatozoides.
    • Astenozoospermia: disminución severa en la movilidad espermática, incluyendo muestras con ausencia total de movilidad.
    • Teratozoospermia: elevado número de espermatozoides anormales.
    • Azoospermia obstructiva: ausencia completa de espermatozoides en eyaculado debido a una obstrucción. Las causas más comunes son de origen genético o inflamatorio o vaso-vasostomía fallida.
    • Azoospermia secretora: ausencia completa de espermatozoides en eyaculado debido a un defecto en la producción de espermatozoides en el testículo.
    • Aneyaculación: disfunción eyaculatoria causada por eyaculación retrógrada o paraplejia.
    • Causa inmune: presencia de un alto número de anticuerpos antiespermatozoides.
    • Muestras seminales valiosas: pacientes que congelan muestra seminal antes de ser sometidos a quimio o radioterapia, aquellos que precisan de lavado seminal por padecer enfermedades infecciosas (VIH, hepatitis) o uso de sémenes de donante.
  • Otras causas:
    • Esterilidad de larga evolución (más de dos años de búsqueda de embarazo).
    • Realización de varios ciclos de coitos dirigidos, inseminaciones artificiales y/o FIV convencional sin éxito.
    • No fecundación con FIV convencional en un ciclo anterior.
    • Microinyección de rescate: microinyección de los ovocitos por no fecundación tras FIV convencional.
    • Maduración in Vitro de ovocitos.
    • Realización de diagnóstico genético preimplantacional (DGP).
    • Microinyección de ovocitos vitrificados.
Solicitar más información
El primer embarazo mediante ICSI se consiguió en 1992.
En España aproximadamente el 80% de los casos se solucionan mediante FIV con ICSI y el 20% mediante FIV convencional.
Las probabilidades de éxito son las mismas que para la FIV convencional. Hay que tener en cuenta que en los resultados el factor que más influye es la edad materna. En general, la tasa de gestación oscila alrededor del 30-40% por ciclo en mujeres menores de 38 años. Por encima de los 40 años, las tasas se reducen significativamente (10-15%).
Habitualmente tras la transferencia, la paciente espera alrededor de una hora en la habitación del centro de reproducción asistida. Si su ginecólogo no se lo especificara no es necesario realizar reposo tras la transferencia. No hay ningún estudio donde se demuestre que el reposo aumente las posibilidades de conseguir el embarazo. Luego, una vez en casa, la mujer puede realizar vida normal.
Solicitar más información
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja