Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Donantes

La donación, tanto de esperma como de óvulos, es un acto anónimo, voluntario y altruista para ayudar a otras personas a cumplir su sueño de ser padres y madres.

En ambos casos, l@s donantes se someten a rigurosos controles médicos y psicológicos, pasando por un “Screening de Donantes” para garantizar la máxima calidad y seguridad en los tratamientos.

Donación de óvulos

ser donante de ovulos

Muchas mujeres no pueden quedar embarazadas con sus propios óvulos debido a múltiples razones: el paso de los años, insuficiencia ovárica, enfermedades genéticas. En estos casos, la donación de óvulos es la única opción para mujeres y parejas que sufren de infertilidad y necesitan recurrir a tratamientos como la ovodonación.

MÁS INFO

Donación de semen

ser donante de semen

La donación de esperma o semen de un donante anónimo permite que muchas parejas y mujeres con problemas de fertilidad puedan cumplir su sueño de ser padres. Se trata de la única opción para mujeres sin pareja o en aquellas parejas donde el semen del hombre no es viable para el tratamiento de inseminación artificial o fecundación in vitro.

MÁS INFO

¿Te apuntas?

Solicita información sin compromiso

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82


(*) campos obligatorios
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja