Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ovodonación con semen de la pareja

FIV con ovodonación y semen de la pareja

La donación de óvulos u ovodonación con semen de la pareja es una técnica donde una mujer joven y sana decide donar sus óvulos, de manera anónima y altruista, a los centros de reproducción asistida para que sean utilizados por otras mujeres o parejas que tienen problemas de fertilidad femenina. Estos óvulos donados son fecundados por los espermatozoides de la pareja en el laboratorio. Aquellos que resultan fecundados correctamente, se observan durante varios días hasta el momento en que los embriones de mejor calidad son transferidos al útero materno. Es la técnica de reproducción asistida más eficaz, consiguiendo unas altas tasas de embarazo.

¿Tienes alguna duda?

Solicita información sin compromiso
Financiación a medida · ¿Por qué VITA?

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82


(*) campos obligatorios

¿En qué consiste la donación de óvulos con semen de la pareja?

En la ovodonación, una mujer joven y sana decide donar sus ovocitos a los centros de reproducción asistida para que sean utilizados por otras mujeres o parejas que tienen problemas de fertilidad femenina. La donante es seleccionada mediante un “screening” riguroso que evalúa el estado psicológico, físico, ginecológica y de fertilidad de la donante, además de realizar un análisis genético para detectar enfermedades de transmisión sexual.

Esta donante de óvulos deberá tener entre 18 y 35 años, estar en perfecto de estado de salud, tener un historial clínico familiar que garantice que no transmitirán enfermedades genéticas, hereditarias ni malformaciones congénitas, y no tener más de 6 nacidos vivos entre donaciones anteriores e hijos propios.

Una vez se le han realizado a la donante todos los estudios y se ha comprobado que es apta para la donación, se empieza a buscar una receptora que sea afín fenotípica e inmunológicamente.

Para sincronizar los ciclos menstruales de ambas mujeres, la donante empezará a tomar un anovulatorio que será retirado antes de empezar con la estimulación ovárica.

Una vez obtenidos los ovocitos, se prepararán los espermatozoides de la pareja, lo que se conoce como capacitación seminal.

La muestra de semen de la pareja es seleccionada en el laboratorio mediante técnicas de lavado, donde se escojerán aquellos espermatozoides con mayor movilidad.

Simultáneamente a la estimulación ovárica y punción folicular en la donante de óvulos, la receptora de los mismos seguirá un tratamiento de preparación endometrial para poder recibir los embriones.

Para ello se le suministrará una inyección de un análogo de la GnRH en el día 22 del ciclo menstrual para desensibilizar la hipófisis. En el momento que baje la menstruación se empezará con un tratamiento de estrógenos, a dosis crecientes, para conseguir el grosor endometrial adecuado, que será valorado mediante ecografía vaginal. Una vez crecido el endometrio, podrá realizarse la transferencia embrionaria.

El día de la punción folicular de la donante, los ovocitos serán recuperados e inseminados con el semen de la pareja de la receptora.

Según las características de la muestra seminal empleada y los antecedentes de los pacientes, la inseminación se realizará mediante FIV convencional y/o ICSI.

Mediante el FIV convencional, los ovocitos de la donante recuperados y los espermatozoides capacitados de la pareja de la mujer receptora se ponen en contacto en una placa de laboratorio, y se espera que uno de ellos consiga fecundar al ovocito de manera autónoma.

Mediante el ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides), el embriólogo introduce un espermatozoide seleccionado entre la muestra de semen de la pareja de la mujer receptora en el interior de cada ovocito con la ayuda de un micromanipulador y una microaguja, de manera directa en el laboratorio.

Al día siguiente de la inseminación, se observa la fecundación de los ovocitos.

Aquellos embriones que hayan sido fecundados de manera correcta se mantendrán en el laboratorio en observación durante varios días (entre 2 y 5 días). Día a día se irá viendo como los embriones de van dividiendo y va aumentando su número de células.

Los embriones resultantes que tengan las características morfológicas adecuadas serán los que se transfieran al útero de la mujer receptora, y si se tienen embriones sobrantes se procederá a su congelación.

El día de la transferencia se decidirá cuál es el número adecuado de embriones a transferir, no pudiendo ser mayor de tres por ciclo.

El ginecólogo utilizará un pequeño catéter para guiar a los embriones a través del cuello del útero y depositarlos en éste. El procedimiento de la transferencia embrionaria dura pocos minutos y el tiempo de recuperación de la paciente es mínimo.

La prueba de embarazo se realizará mediante un análisis de sangre 13 días después de la punción folicular de la donante. Si la paciente sufre pérdidas de sangre antes de realizarse el test es importante que nunca abandone la medicación y que se ponga en contacto con el equipo médico para que la asesore.

Durante todo el tratamiento de fecundación in vitro, su asistente personal estará disponible en todo momento para poder resolverle las dudas que pudiese tener y apoyarla en este momento tan especial.

fases de la fecundación in vitro con ovodonación y semen de la pareja

¿Para quién está indicada esta técnica?

La ovodonación con semen de la pareja está indicada para

  • Parejas donde la mujer tiene un fallo ovárico por menopausia, fallo ovárico precoz o cirugía ovárica.
  • Parejas donde la mujer tiene una edad avanzada.
  • Parejas donde la mujer no pueden utilizar sus propios ovocitos por ser de mala calidad.
  • Parejas donde la mujer tiene repetidos fallos de implantación en Fecundación in Vitro.
  • Parejas  donde la mujer ha sido sometida a tratamientos de cirugía, quimioterapia y radioterapia.
  • Parejas donde la mujer tiene alteraciones cromosómicas y enfermedades hereditarias graves que no pueden ser detectadas por técnicas de DGP.
  • Parejas que han sufrido abortos de repetición.
  • Parejas que han fallado otras técnicas de reproducción asistida previas.
Solicitar más información

En VITA disponemos de un equipo de especialistas encargado de realizar el proceso de selección de las donantes de ovocitos y de su posterior coordinación con las pacientes receptoras.

promoción en tratamientos de fertilidad de VITA 2017
81% Tasa acumulada
El primer embarazo conseguido por donación de ovocitos fue referido en la literatura en 1983 por el grupo de Trouson y colaboradores.
La donación de ovocitos en España es de carácter altruista, anónima y completamente legal.
La ovodonación uno de los tratamientos más sencillos para la paciente, ya que no es necesario someterse a la estimulación ovárica ni a la punción folicular.

¿De dónde provienen las donantes de óvulos?

Las donantes de óvulos, según indica la legislación española sobre donaciones, deben cumplir algunos requisitos. Tienen que tener entre 18 y 35 años, gozar de buena salud mental y física y no padecer ninguna enfermedad genética ni de transmisión sexual.

Las donantes son mujeres jóvenes y solidarias que deciden libremente realizar un acto altruista y anónimo para ayudar a otras mujeres a cumplir el sueño de ser madres. Todas las donantes pasan un “Screening de Donantes”, un riguroso control médico y psicológico para garantizar la máxima calidad y seguridad en los tratamientos.

A las donantes se les realiza un completo chequeo médico donde se evalúan enfermedades, antecedentes familiares y hábitos personales. Se realiza un test psicológico, una exploración ginecológica, una ecografía y análisis de sangre, así com un estudio genético de portadores de enfermedades de carácter autosómico recesivo.

Si todas las pruebas han sido satisfactorias, la donantese incluye en nuestra base de datos de donantes hasta que haya una posible receptora compatible con su fenotipo (características físicas).

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja