Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Inseminación Artificial con semen de la pareja
(IAC o Inseminación Homóloga)

Inseminación artificial con semen de la pareja

La inseminación artificial con semen de la pareja, también conocida como inseminación intrauterina con semen de cónyuge (IAC o IA Homóloga) es una técnica donde se depositan los espermatozoides seleccionados de la pareja de una forma no natural en el útero de la mujer durante su periodo ovulatorio, con el objetivo de facilitar el embarazo. Es la técnica de reproducción asistida más sencilla.

¿Tienes alguna duda?

Solicita información sin compromiso
Financiación a medida · ¿Por qué VITA?

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82


(*) campos obligatorios

¿En qué consiste la Inseminación Artificial con semen de la pareja?

Se empieza el tratamiento con la estimulación ovárica, donde se utilizan una serie de hormonas semejantes a las que produce la propia mujer (gonadotropinas). El objetivo es desarrollar varios folículos para obtener un gran número de ovocitos. La estimulación debe ser suave y estar controlada periódicamente, ya que si el número de folículos desarrollados es muy elevado se puede producir una gestación múltiple.

Una vez uno o dos folículos han alcanzado el tamaño adecuado (18 mm de diámetro) se administra la hormona hCG para inducir la ovulación, la cual se producirá 34-38 horas después y que es cuando se realizará la inseminación.

La inseminación, propiamente dicha, se realizará dentro del rango horario en el que se calcula que se producirá la ovulación. Ese día, la pareja entrega una muestra de semen al laboratorio. Se realiza una capacitación seminal con la muestra, separando los espermatozoides móviles del resto, mediante técnicas de lavado en el laboratorio.

Los espermatozoides capacitados se introducen en una cánula y se inyectan dentro del útero de la mujer a la espera de conseguir la fecundación. Este procedimiento es indoloro, similar a una revisión ginecológica, y la mujer abandona el centro tras una hora de reposo, pudiendo hacer vida normal.

Para facilitar la implantación del embrión se administra progesterona vía vaginal para dar un soporte a la fase lútea.

La prueba de embarazo se realizará mediante un análisis de sangre o de orina 14 días después de la inseminación. Si la paciente sufre pérdidas de sangre antes de realizarse el test es importante que nunca abandone la medicación y que se ponga en contacto con el equipo médico para que la asesore.

Durante todo el tratamiento de inseminación artificial, su asistente personal estará disponible en todo momento para poder resolverle las dudas que pudiese tener y apoyarla en este momento tan especial.

fases de la inseminación artificial con semen de la pareja

¿Para quién está indicada esta técnica?

La Inseminación Artificial con semen de la pareja está indicada para

  • Parejas donde la mujer tiene disfunciones ovulatorias como el síndrome de ovario poliquístico, anovulación o problemas en la fase folicular, con una reserva ovárica aceptable, trompas permeables, y una calidad del semen de la pareja normal o con alteraciones leves-moderadas.
  • Parejas donde la mujer padece endometriosis leve o moderada.
  • Parejas donde la mujer padece factor cervical.
  • Parejas donde la mujer tiene alteraciones anatómicas, como estenosis (estrechez del cuello uterino) o vaginismo.
  • Parejas donde el hombre no puede depositar el semen en la vagina: impotencia sexual, eyaculación retrograda, eyaculación precoz. 
  • Parejas con problemas de esterilidad inmunológica, donde en el aparato reproductor femenino se producen anticuerpos que destruyen a los espermatozoides.
Solicitar más información

Los requisitos para que una pareja se someta a una inseminación artificial y tenga la mayor posibilidad de éxito son:

  • Comprobar la permeabilidad de las Trompas de Falopio para garantizar el paso de los espermatozoides para que se pueda dar la fecundación, y después que el cigoto llegue hasta el útero.
  • Descartar mediante una ecografía posibles malformaciones uterinas que pudiesen afectar a la implantación y el desarrollo del embarazo. Además, garantizar una respuesta a la estimulación ovárica para recuperar un mínimo de ovocitos aptos para poder realizar la técnica.
  • Verificar mediante un seminograma que existe una calidad mínima del semen. La muestra de semen de la pareja tiene que cumplir unos requisitos mínimos de concentración y/o movilidad.
  • Garantizar que no hay riesgo de contagio a la pareja y/o futuro bebé descartando el riesgo de una posible hepatitis C o B, VIH, rubeola, sífilis y toxoplasmosis.
  • La edad de la mujer influye directamente en las probabilidades de éxito o fracaso. A partir de los  36 años es aproximadamente cuando empiezan a disminuir las posibilidades de embarazo mediante esta técnica.
promoción en tratamientos de fertilidad de VITA 2017
40% Tasa acumulada
Según el registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), España es actualmente el tercer país en Europa con más tratamientos de inseminación artificial. Se realizan unas 23.000 inseminaciones al año.
Habitualmente tras la inseminación, la paciente espera alrededor de una hora en la habitación del centro de reproducción asistida. Luego, una vez en casa, la mujer puede realizar vida normal.
Una vez lograda la gestación, el desarrollo del embarazo es totalmente normal; el riesgo de aborto, parto prematuro o un bebé con una malformación congénita es el mismo que en un embarazo obtenido por coito vaginal.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja