Laboratorio de Medicina Reproductiva

Las clínicas VITA Medicina Reproductiva cuentan con un laboratorio propio equipado con sistemas de última generación.

Nuestro laboratorio está equipado con sistemas de última generación.

  • Cabina de flujo laminar con lupas adaptadas y superficies calefactadas
  • Incubadores de CO2
  • Microscopio invertido microinyector-micromanipulador
  • Equipo láser para biopsia embrionaria y hatching asistido
  • Microscopio
  • Centrifuga
  • Estufa
  • Recipientes y botellas criogénicas
  • Sistemas de purificación de aire

¿Tienes alguna duda?

Solicita información sin compromiso
Financiación a medida · ¿Por qué VITA?

Primera visita médica gratuita
966 87 87 82



(*) campos obligatorios

Todo el equipamiento es revisado y chequeado a diario por el equipo humano del centro para verificar su correcto funcionamiento y garantizar que los parámetros de cultivo son los óptimos.

Hace ya más de 30 años que ocurrió el primer nacimiento de la primera niña probeta gracias a las técnicas de fecundación in vitro. Desde entonces los resultados de las técnicas de reproducción asistida se han mejorado enormemente gracias a las mejoras en los tratamientos de inducción a la ovulación, los medios de cultivo de gametos y embriones y las instalaciones de los laboratorios de FIV.

Es importante tener en cuenta que en los laboratorios de fecundación in vitro estamos “reproduciendo” procesos biológicos que se dan normalmente dentro del cuerpo de la mujer. Por ello es importante tener controlados y estabilizados parámetros tales como luz, temperatura, oxígeno, CO2, humedad, partículas volátiles y contaminantes en el ambiente, y poder simularlas al máximo a las condiciones in vivo.

Para reducir el peligro de posibles contaminaciones en el laboratorio, éste debe situarse en un sitio que no sea de paso y a ser posible en zona de quirófanos, donde las condiciones de asepsia están garantizadas. Además, el laboratorio debe estar provisto de un sistema de purificación de aire que esté funcionando continuamente para eliminar partículas en suspensión y microorganismos.

Cuando se están manipulando los gametos y embriones, siempre hay que trabajar dentro de la campana de flujo laminar, la cual nos proporciona un ambiente estéril que nos evitará las contaminaciones de los medios de cultivo.

La luz es un parámetro importante que hay que controlar. Se debe trabajar a intensidades de luz bajas, tanto en los microscopios y lupas bajo los que son observados los gametos y embriones como en el propio laboratorio.

Los gametos y embriones son muy sensibles a los cambios de temperatura. Por ello deben estar fuera de los incubadores el mínimo tiempo posible y cuando se están manipulando, todas las superficies de trabajo deben estar calefactadas (campana de flujo laminar, microscopios, etc.). Para comprobar que la temperatura es constante y adecuada, todos los días se deben chequear los aparatos para comprobar su correcto funcionamiento.

El cultivo de gametos y embriones se realiza dentro de los incubadores. Actualmente, estos aparatos vienen provistos de un sistema que permite regular la temperatura, humedad y concentración de CO2 interiores. Así se pueden simular las condiciones in vivo de manera más precisa, lo que mejora la calidad embrionaria y las tasas de éxito se incrementan.

En VITA tenemos el laboratorio de fecundación in vitro situado al lado de los quirófanos donde se realizarán las punciones foliculares y las transferencias embrionarias. Esto nos garantiza asepsia en nuestras instalaciones, y que los ovocitos y embriones van a sufrir el mínimo estrés a la hora de la manipulación y traslado, por la proximidad de ambos habitáculos.

Te puede interesar

Más noticias en el blog de VITA
Empezamos con mucho miedo, porque traíamos todas las ilusiones puestas y había muchas dudas. Pero poco a poco, el doctor nos fue explicando todo paso a paso, y así empezamos con el tratamiento y la medicación, hasta que por fin llegó el día de la transferencia. Y a día de hoy estamos felices esperando la llegada de nuestro chiquitín.
Blanca, Benidorm
A título personal, me gustaría aprovechar este momento para dar las gracias a los doctores Moya y Carracedo. No sólo por una profesionalidad excepcional, sino por un trato humano que en este largo camino he visto muy pocas veces, por no decir ninguna. Hacen falta más personas como ellas.
Belén, Torrevieja