Diagnóstico Genético Preimplantacional | DGP

Diagnóstico Genético Preimplantacional | DGP

En qué consiste

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una técnica que se realiza dentro de un ciclo de fecundación in vitro, antes de realizar la transferencia embrionaria, con el objetivo de detectar anomalías genéticas y cromosómicas en los embriones y seleccionar aquellos que sean sanos.

El material genético a analizar se puede obtener de los ovocitos o de los embriones resultantes, dependiendo de qué alteración genética o cromosómica se quiera determinar.

Tratamientos de fertidad económicos

Cuándo se recomienda

  • Uno o ambos miembros de la pareja son portadores de alguna enfermedad genética hereditaria
  • Uno o ambos miembros de la pareja son portadores de alguna anomalía genética (translocaciones, inversiones, etc.)
  • Fracaso repetido en ciclos de fecundación in Vitro convencional o ICSI
  • Fallos repetidos de implantación embrionaria
  • Abortos de repetición
  • Edad materna avanzada
  • Antecedentes de un aborto y/oembarazo con alteraciones cromosómicas
  • Algunos casos de esterilidad masculina
  • Tipaje HLA

 

Fases

Los pasos a seguir son los mismos que para un ciclo de fecundación in vitro, sólo que en un momento determinado del ciclo se deberán biopsiar o los ovocitos o los embriones para extraer el material genético a analizar.

Estimulación ovárica

Se empieza el tratamiento con la estimulación ovárica, donde se utilizan una serie de hormonas semejantes a las que produce la propia mujer (gonadotropinas). El objetivo es conseguir el desarrollo de varios folículos para obtener numerosos ovocitos y así aumentar las probabilidades de éxito. La estimulación se controla periódicamente mediante ecografías y analíticas de sangre.

Inducción de la Ovulación

Una vez varios folículos han alcanzado el tamaño adecuado (18 mm de diámetro) se administra la hormona hCG para desencadenar la maduración final de los ovocitos, la cual se producirá 34-36 horas después y que es cuando se realizará la punción folicular.

Punción folicular

Bajo sedación, el especialista en fertilidad extrae los ovocitos maduros mediante punción folicular y vía vaginal. La recuperación de los ovocitos es un procedimiento mínimamente invasivo que normalmente tiene una duración de menos de 15 minutos. Generalmente, las pacientes pueden reanudar su actividad normal al día siguiente.

 Capacitación Seminal

El día de la punción folicular, el laboratorio de andrología preparará la muestra seminal (capacitación seminal), seleccionando mediante técnicas de lavado los espermatozoides con mayor motilidad.

Inseminación de los ovocitos

Dependiendo de la alteración genética o cromosómica que se vaya a analizar y/o la calidad seminal se procederá a inseminar los ovocitos mediante FIV convencional o ICSI.

Biopsia de corpúsculo polar

El ovocito produce dos células pequeñas llamadas corpúsculos polares cuyo contenido genético es similar al del ovocito. Con el análisis de los corpúsculos polares sólo se obtiene información de la contribución genética de la mujer. No se detectarán ni las anomalías cromosómicas paternas ni aquellas que pueden originarse después de la fecundación.

Para realizar un diagnóstico de corpúsculo polar es necesario realizar un orificio en la cubierta que rodea el ovocito (zona pelúcida) y extraer el corpúsculo con una pipeta. Éste será analizado mientras el ovocitoinseminado se mantiene en el incubador a la espera del diagnóstico.

Fecundación y cultivo embrionario

Al día siguiente de la inseminación, se observa la fecundación de los ovocitos. Aquellos que hayan sido fecundados de manera correcta se mantendrán en el laboratorio en observación durante varios días (entre 2 y 5 días). Día a día se irá viendo como los embriones se van dividiendo y va aumentando su número de células.

Biopsia de blastómeras

Los embriones están formados por células llamadas blastómeras. Para realizar un análisis genético de blastómeras, se tiene que realizar un orificio al embrión en la cubierta que lo rodea (zona pelúcida) en el día 3 de desarrollo embrionario, cuando éste presenta entre 6 y 10 células. Con la ayuda de una pipeta se aspirará la célula y mientras es analizada, el embrión se mantendrá en cultivo en el incubador.

Transferencia embrionaria

Los embriones que tengan, tras el análisis genético, una dotación genética y/o cromosómica normal y unas características morfológicas adecuadas serán los que se transfieran al útero materno, y si se tienen embriones sobrantes sanos se procederá a su congelación.

El día de la transferencia se decidirá cuál es el número adecuado de embriones a transferir, no pudiendo ser mayor de tres por ciclo.

El ginecólogo utilizará un pequeño catéter para guiar a los embriones a través del cuello del útero y depositarlos en éste. El procedimiento de la transferencia embrionaria dura pocos minutos y el tiempo de recuperación de la paciente es mínimo.

Apoyo de la fase lútea

Para facilitar la implantación del embrión se administra progesterona vía vaginal para dar un soporte a la fase lútea.

Test de embarazo

La prueba de embarazo se realizará mediante un análisis de sangre 13 días después de la punción folicular.

Si la paciente sufre pérdidas de sangre antes de realizarse el test es importante que nunca abandone la medicación y que se ponga en contacto con el equipo médico para que la asesore.

Durante todo el tratamiento, su asistente personal estará disponible en todo momento para poder resolverle las dudas que pudiese tener y apoyarla en este momento tan especial.

Sabias qué...

 

  • Hasta la fecha, alrededor de 1000 bebés han nacido en todo el mundo mediante DGP. La primera gestación conseguida en España fue en el año 1994, en una pareja donde la paciente era portadora de hemofilia.
  • Según la legislación española sólo es posible la selección de sexo con fines terapéuticos, evitando así enfermedades ligadas al cromosoma sexual X (hemofilia, distrofia muscular de Duchenne, síndrome de X Frágil).
  • Para las pacientes para las que está indicada esta técnica se observa un aumento de la tasa de embarazo. Con el DGP se aumenta la probabilidad de supervivencia del embrión, ya que si tuviera algún tipo de alteración genética o cromosómica probablemente no sería viable.
  • Habitualmente tras la transferencia, la paciente espera alrededor de una hora en la habitación del centro de reproducción asistida. Si su ginecólogo no se lo especificara no es necesario realizar reposo tras la transferencia. No hay ningún estudio donde se demuestre que el reposo aumente las posibilidades de conseguir el embarazo. Luego, una vez en casa, la mujer puede realizar vida normal.

 

Solicitud de información

Últimas noticias

Actualidad en Medicina Reproductiva