Nuevas familias gracias a la reproducción asistida

17 · 05 · 2017
Nuevas familias gracias a la reproducción asistida

El Día Internacional de la Familia se celebra cada año el día 15 de mayo. En 1993 fue proclamada esta fecha por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). A pesar de que el concepto de familia se ha transformado y su estructura ha evolucionado en las últimas décadas como resultado de las tendencias mundiales y de los cambios demográficos, las Naciones Unidas consideran que la familia constituye la unidad básica de la sociedad.

El Día Internacional de la Familia es la ocasión propicia para promover la concienciación y un mejor conocimiento de los procesos sociales, económicos y demográficos que afectan a este importante núcleo de la sociedad.

Desde el blog de VITA, hemos querido reflexionar sobre la familia, su evolución y la influencia que la reproducción asistida haya podido tener en su transformación. Para ello contamos con un artículo escrito por el Dr. Moya, ginecólogo especialista de VITA Medicina reproductiva.

El Dr. Antonio Moya nos comenta:

La aparición de nuevos modelos familiares es una realidad, hace 30 años el concepto de familia era el formado por un hombre y una mujer con sus hijos. Cuando existían problemas de fertilidad, se estima que ésta afecta entre un 15 y 17% de la población española, la única alternativa era la adopción.

Afortunadamente, este panorama se ha transformado por completo gracias a los cambios normativos y a la evolución de la sociedad, lo que ha permitido a los centros de Reproducción Asistida a ayudar a solventar los problemas de fertilidad de muchas parejas, facilitando así el cambio del concepto tradicional de familia.

Con las técnicas de reproducción asistida colaboramos en este cambio tratando, además de las parejas con problemas de esterilidad, a las familias formadas por el matrimonio de mujeres y mujeres solas, en ambos casos, se trata de colectivos cada vez más numerosos que comparten un punto común: la maternidad sin pareja masculina.

Los matrimonios formados por mujeres, pueden recurrir a Técnicas de Reproducción Asistida para tener hijos, pudiendo inscribirlos en el Registro Civil como hijos de las dos mujeres. En el año 2005 se legalizó en España las bodas entre dos cónyuges del mismo sexo, situándose en la actualidad en 2,5% del total de matrimonios en España.

En lo que se refiere a las mujeres solas, nos encontramos con familias monoparentales por decisión propia, formadas por una mujer, normalmente con estudios superiores, estabilidad económica y con edad comprendida entre los 35 y 39 años que decide que ha llegado su momento de ser madre. El número ha crecido en un 14%, con unos 2.500 tratamientos al año.

También nos encontramos, con mujeres que deciden congelar sus óvulos en edad fértil, para ser madres, solas o en pareja en un futuro. Un hecho que sin duda propicia cambios sociales, especialmente en la mujer, pudiendo ésta ser madre cuándo considere cuál es el mejor momento en su vida.  

Las técnicas de reproducción asistida que facilitan el cambio  

En España unas 80.000 personas al año, se someten a algún tratamiento de reproducción. Las principales técnicas de reproducción asistida:

  • Fecundación “in vitro”:consiste en fecundar en el laboratorio los óvulos de la paciente, previamente extraídos, con los espermatozoides de su pareja o de un donante de semen, para conseguir embriones y transferirlos al útero. 
  • Inseminación artificial: en este caso se inyectan en el útero los espermatozoides de la pareja, o un banco de semen cuando el de la pareja no es válido o la paciente es madre soltera o tiene una pareja femenina. 
  • Vitrificación de óvulos: Las mujeres que deseen retrasar su maternidad pueden hacerlo congelando sus óvulos mediante este procedimiento. Posteriormente, se implantan en el momento que se desee ser madre, garantizando así el embarazo con óvulos propios y de calidad en el futuro. 

¿Qué es el MATCHING/Test de compatibilidad genética?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el riesgo de que un niño, conseguido mediante gestación espontánea, nazca con una enfermedad genética hereditaria es de 1 de cada 1000 nacidos vivos.

El estudio de compatibilidad genética se realiza a partir de una muestra de sangre de los futuros padres, analiza las mutaciones genéticas monogénicas recesivas y ligadas al cromosoma X, con más riesgo de producir una enfermedad en los futuros hijos.

Una vez analizadas las mutaciones, se comparan los resultados en los dos miembros de la pareja, para valorar las coincidencias, ya que son éstas las que hacen que el recién nacido pueda tener la probabilidad de heredar la mutación y que exista una alta probabilidad de presentar una enfermedad genética.

Gracias al matching genético, podemos evitar la aparición de 300 enfermedades genéticas hereditarias, aproximadamente. De esta manera, reducimos la probabilidad de que un recién nacido presente una de estas enfermedades, descendiendo a 1/100.000.

Cuando alguna mutación está presente en ambos miembros de la pareja, tenemos dos opciones para evitar la transmisión al recién nacido: -Realizar un diagnóstico genético preimplantacional. Para ello estudiamos los genes de los embriones y transferimos aquellos que estén libres de la enfermedad. -Utilizar un donante libre de la mutación, ya sea el óvulo o el espermatozoide.

La reproducción asistida, puede contribuir en aumentar el porcentaje de recién nacido sano, por lo que, si tenemos la oportunidad técnica y legal de prevenir la aparición de enfermedades en los futuros niños, se ha de poner a disposición de los padres.

El Matching Test está a disposición tanto de parejas o pacientes que se han sometido a tratamientos de medicina reproductiva como parejas que han decidido ser padres de forma natural.

Dr. Antonio Moya Yeste, ginecólogo especialista en Medicina Reproductiva

Últimas noticias

Actualidad en Medicina Reproductiva